28ª Edición Auto Retro – Barcelona 2011 1



Auto Retro Barcelona 2011

Sábado, 3 de diciembre, me voy hacia Barcelona a visitar Auto Retro, llego a la Plaza Universo alrededor de las 10 de la mañana y el lugar ya está lleno de visitantes, al entrar al recinto, lo primero que me llama la atención, es toda una flota de Seat 600 de color amarillo con propaganda de la cerveza Moritz, todos en perfecto estado de revista, unas furgonetas Volskwagen de la época “Hippie”, una estación de I.T.V. en la cual pasaban revisión toda clase de vehículos clásicos y un Jaguar MK II 3.8 Automatic de 1965 que parecía sacado de un gallinero y por el cual pedían la cantidad de 9.800 euros para su adquisición.

Una vez visitada la Plaza Universo, me dirijo al interior del Palacio nº 2, justo entrar y ya no se que hacer, voy hacia la derecha, hacia la izquierda o de frente, la vista se me va hacia todas partes así que decido dar la vuelta al Palacio por la derecha y dejar la parte central para el final, puedo observar que hay expositores de diferentes países, pero me da la impresión de que muchos son del país vecino, Francia.


Se exponen verdaderas reliquias de la automoción en cuatro ruedas Alfa Romeo, Biscuter, Bugatti, Chevrolet, De Dion-Bouton, Ferrari, Fiat, Ford, Hispano Suiza, Jaguar, Mercedes, MG, Mini, Porsche, Renault, Rolls Royce, Seat, Sedan Mustang (el único de su especie), Volkswagen, Willys, etc. etc , en el apartado de dos ruedas la exposición tampoco está nada mal, pudimos ver BMW, BSA, Bultaco, Derbi, DKW, Ducati, FN, Gilera, Harley Davidson, Honda, Indian, Lambreta, Montesa, que celebraba el 50 aniversario de la Montesa Impala 175, su stand no pasaba desapercibido para nadie, Moto Guzzi, MV Augusta, Norton, N.S.U., Ossa, Peugeot, Sanglas, Soriano, Triumph, Vespa, Victoria, Wanderer, Yamaha, etc. etc.


También hay infinidad de puestos con piezas de recambio, se puede decir que cualquier pieza, de cualquier vehículo, de cualquier época, podía estar allí, pues había cientos de ellas, mejor dicho miles de piezas para poder elegir la que nos hiciera falta; se podía comprar tanto ropa nueva como usada, infinidad de antigüedades (cámara de fotos, monedas, navajas, etc); no puedo dejar de mencionar la cantidad inmensa de carteles, placas, matrículas, coches y motos en miniatura, en fin cualquier cosa que el amante de lo antiguo pudiera desear, pude ver motores de avión impresionantes y una gran pista de slot (en algún sitio he leído que era una réplica del circuito o trazado de Montjuïc), en fin un sábado muy intenso en lo que se refiere a visita y fotos, así pues decidí volver a bajar el lunes más relajado y dedicarme a visitar Auto Retro con la tranquilidad que se merecía, espero poder volver a disfrutar de este acontecimiento el próximo diciembre.

A continuación una selección de imágenes de la 28ª Edición del Auto Retro.