3ª Motarissada – Sant Quirze del Vallés



3ª Motarissada - Sant Quirze de Vallès

Siete treinta de la mañana. Bajo al garaje y, con un poco de miedo, le doy al demarré de la Transalp. ¡Arranca! perfecto, me puedo ir en moto a Sant Quirze. No lo tenía muy claro ya que últimamente le costaba arrancar y mi Vulcan 900 está en el taller.

Me voy al primer punto de encuentro y allí Joan y Emilio, estaban esperándome. Nos dirigimos al segundo punto de encuentro, allí 20 motos aguardaban la hora de salida. Y allí mismo empieza mi problema, paro para llenar el depósito, y cuando voy a arrancar la Transalp dice que no quiere. Así que a empujar hasta donde estaban todos. Mientras esperábamos la hora de irnos, llegaron tres motos más.

Un empujón y en marcha. 26 motos emprendemos camino a Sant Quirze de Vallés, donde los amigos Motaris hacen su Tercera Motarissada. Llegamos sobre las 9.00, hacemos la inscripción, 5 euros y compramos la camiseta 4 euros más. Pero no podemos desayunar, aun o están a punto las butifarrass y las chistorras, así que toca esperarse un rato. Un cuarto de hora más tarde, empiezan a servir desayunos. Viendo el aspecto que tenían algunas butifarras me declino por la chistorra, no está quemada.

Como siempre, después de desayunar vamos a dar una vuelta para hacer unas fotos, saludar a los colegas y ver los chiringuitos que hay montados. Lo de hacer fotos y ver chiringuitos se hace complicado, pues hay innumerables compañeros a los que saludar, entre besos y abrazos pasó casi toda la mañana (no me tomé ni una cerveza, me faltaron horas).

A fin de cuentas, una mañana distraída en la cual no faltaron conciertos, Bailes de Gigantes, exhibición de Kárate, sorteo de regalos, reparto de Diplomas Conmemorativos a los grupos asistentes, Baile Country, Sorteo de regalos, etc.

Según pude escuchar y después leer en alguna página de Internet, este año habían acudido muchas más motos que el pasado año, pero…, como siempre tiene que haber algún “pero” (no puedo opinar, pues el año pasado no estuve) aunque seguro que Motaris lo tendrá presente para el próximo año y mejorarán en los errores que hayan podido haber. Yo solo vi la tardanza del desayuno, por lo demás, ánimo y hasta el próximo año.

Como no podía de ser otra manera a la hora de la vuelta, otro empujoncito para arrancar la Transalp y temprano a casa, gracias a los esforzados en empujar mi moto, nos vemos en la próxima.