Agility Saietta, una moto eléctrica futurista



Agility Saietta moto eléctrica

En el segmento de las motos eléctricas se perfilan dos claros tipos de constructores. Los que basan su moto en las que hemos ido viendo hasta ahora, con estéticas conservadoras como son The Sora, Brammo Empulse R o la Energica, por citar algunos. Y los segundos, mucho más atrevidos en cuanto al aspecto de sus motos, no tienen nada que ver con lo que ya hemos visto, algunas de ellas son la ZeCoo, la Biiista, o la Agility Saietta que nos ocupa hoy. Este último grupo tiene en común tanto su estética rompedora como la adopción de soluciones técnicas diferentes a las tradicionales.

Desde el Reino Unido, concretamente Londres, nos llega la Agility Saietta, una moto de funcionamiento 100% eléctrico y con una estética que nos puede recordar a ciertas películas de ciencia ficción o poniendo mucha imaginación a la mitad delantera de un caballo. Poco más se puede decir de su forma, las fotos hablan por si solas. Y a pesar de su diseño tan fuera de lo común, esta moto llegará al mercado.

Agility Saietta moto eléctrica

Antes mencionaba que la Agility Saietta hacía uso de soluciones técnicas alternativas. Una es el chasis monocasco con subchasis tubular, esto hace al conjunto más resistente y minimiza el peso, lo que se traduce en una conducción más precisa. Otra alternativa la encontramos en el sistema de amortiguación delantero, lo han llamado “Wide-Base Variable-Geometry”, un sistema que bien podría ser una evolución de las suspensiones de Hossack.

Agility Saietta moto eléctrica

En cuanto a la comercialización de esta moto, habrá dos variantes. La más básica, Saietta S, con un motor de 34kW y un paquete de baterías de litio de 5,3kWh. En aceleración será capaz de llegar hasta los 100km/h desde parado en solo 5,6 segundos, y su autonomía urbana alcanza hasta los 94 kilómetros. Otro dato que da el fabricante es que su peso es de 135 kilos. El precio sin ningún tipo de subvención se sitúa sobre los 12400 euros.

La versión más deportiva, Saieta R, viene con un motor de 67kW que la dispara a 100km/h en 4,1 segundos. La batería es mayor, 10,6kWh y su autonomía casi el doble, 182 kilómetros en urbano, 94 en autopista y 120 en ciclo mixto. La diferencia de baterías lastra el peso y lo hace subir hasta los 200kg. Para tener una de estas aparcada en el garaje será necesario pagar los 18300 euros que vale antes de subvenciones.

Ahora falta saber cuando saldrán al mercado. ¿Llegaremos a verlas por territorio peninsular?


Fuente Motoselectricas.