Blackline Softail por Roland Sands



RSD Blackline Softail

Hace días que no vemos por aquí ningún trabajo de Roland Sands Design, ¡la última vez fue en diciembre! Y en esta ocasión vuelve para transformar una bestia del asfalto de unos 300kg en una especie de dirt-track con habilidades off-road. ¿No os la querréis perder?

Esta moto parte de una nueva Harley-Davidson Blackline Softail, a la que Roland Sands le ha quitado todos los componentes más superfluos e innecesarios. Se mantiene el depósito de combustible original equipado con una tapa RSD Tracker, el cual se pinta en una combinación de negro mate y blanco brillante, trabajo de Chris Wood de AirTrix. Delante se adapta un faro Nightster y el piloto trasero junto con la placa son de RSD.

Las llantas de 19” RSD Judge se han equipado con unos neumáticos Goodyear aptos para todo tipo de superficies, que nos recuerdan el espíritu de la máquina que tenemos delante. Otros componentes añadidos son el filtro de aire de carbono, guardabarros delantero y traseros nuevos, escape, horquilla personalizada, manillar, asiento de cuero personalizado y una buena cantidad de componentes firmados por RSD.


Fuente Roland Sands Design.