Brammo da cinco años de garantía para las baterías de sus motos eléctricas



Batería Brammo

Desde el otro lado del charco nos llegan noticias interesantes para la movilidad eléctrica sobre dos ruedas. La marca Brammo, establecida en Ashland (Estados Unidos), nos sorprende ofreciendo cinco años de garantía para las baterías que montan sus vehículos a partir del día que salen del concesionario. La garantía se transfiere sin ningún tipo de coste también a través de los propietarios, vamos que si tienes una moto eléctrica Brammo y la vendes, al siguiente propietario le seguirá vigente la garantía de cinco años o hasta 50000 millas (80000 kilómetros).

A parte de esta garantía Brammo ofrece ampliaciones de coberturas para adaptarlos a sus clientes. Aunque esta garantía está pensada para un uso normal de la moto.

Como la capacidad de las baterías eléctricas merma con el tiempo y los kilómetros, han calculado que para el tiempo y los kilómetros que se ofrecen la batería puede llegar a perder entre un 10 y 30% de su capacidad inicial durante el periodo garantizado. Este descenso de la capacidad es tenido en cuenta según el kilometraje y la edad de la moto a la hora de realizar reparaciones. El proceso para comprobar el estado de las celdas de la batería puede llegar a tardar hasta 48 horas.

En caso de avería los componentes serán reparados o reemplazados por Brammo y se volverán a colocar en la moto. Si fuese necesario la batería BrammoPower sería remplazada por una batería nueva o reacondicionada de fábrica con una capacidad de almacenamiento de energía (kWh) igual o superior a la batería original antes de su fallo.

Por parte del propietario de la moto eléctrica se tendrá que seguir el mantenimiento descrito por el manual del propietario, realizando los controles e inspecciones necesarios para mantener la moto en buenas condiciones.

Fuente Brammo.