Crónica de VI Trovada Canovelles



VI Trobada Canovelles

Domingo, 17 de noviembre, un año más nos disponemos a asistir a la Matinal-Aniversario de la Penya Motorista OVES’KAN de Canovelles, parece que a pesar de las malas condiciones climatológicas el tiempo nos va a respetar, salimos con el cielo encapotado, pero sin lluvia y a medida que nos alejábamos del punto de partida parecía que el sol quería hacer acto de presencia, de echo lo vimos en más de una ocasión, incluso llegamos a ver el arco iris, pero al final las esperanzas se vieron truncadas y el esperado sol no apareció.
Al llegar a Canovelles, al Pabellón Tagamanent, habían muy pocas motos y parecía que la asistencia sería muy reducida, si bien la organización calculó que pasaron por la Trobada de Canovelles, más de 250 moteros, entre Penyas, MC’s, Moto Groups y Free Bikers, entre los que cabe destacar la presencia de un miembro de Tartesos, llegado del Sanlúcar de Barrameda y que recorrió la friolera de 1.142 km y 11 horas y media de viaje (según google maps), si bien, unos solo pasaron pasa saludar y almorzar, otros se quedaron a comer la ya conocida paella OVES’KAN.

El ambiente familiar de esta concentración, hizo que asistieran moteros sin miedo al agua y otros que por seguridad prefirieron venir en coche. El hecho de celebrar este aniversario en un pabellón cubierto, garantiza una estancia agradable tranquila, fuera del frío y del agua.

A causa del tiempo y por seguridad, la ruta se acorto la mitad, Granollers, Lliça de Vall, Lliça de Munt y como no, Canovelles, fueron testigos de la rua motera que sin tener miedo al agua pasearon sus máquinas para sorpresa de sus vecinos.

Hemos de comentar que en el transcurso de la ruta hubo una parada para el avituallamiento en el Bar Si K Si de Canovelles, que sirvió un estupendo pica-pica. Tiendas, música, regalos y una particular y original manera de celebrar los sorteos haciendo participe a todo el mundo, hacen de esta concentración una de las más apetecibles de la zona.

Puesta la vista en la Oves’kan 2014, comienzan los rezos y ruegos para que el tiempo no vuelva a hacer una mala jugada. Desde aquí animar a todos los componentes de la Penya Motorista OVES’KAN, para que el próximo año la Matinal pueda volver a ser como las tres primeras y que no defallezcan los ánimos que aunque no hubo la asistencia esperada, todo fue perfecto.