Desmo Tracker, convertir una Desmosedici RR en flat tracker 5



Desmo Tracker por Ronald Sands Design

Hoy vamos con una preparación un tanto especial, como base una Ducati Desmosedici RR, sólo eso ya es todo un reto, ¿qué se puede hacer con una moto así?, yo la verdad que no le haría nada, ya es una moto lo suficiente elitista. Pero claro, cuando tienes tres, puedes plantearte cosas y eso le pasó a Justyn Amstutz, poseedor de tres Desmosedici RR de las cuales se hicieron sólo 1500 para todo el mundo.

Sin ni siquiera haber estrenado la moto Justyn la dejó en manos del taller estadounidense de customizaciones RSD (Roland Sands Design) y una vez allí procedieron a su desarme para crear una moto, legal para circular por la calle, pero con estética de Flat Tracker, algunos tacharan de profanación esta obra que brilla por si misma. El primer paso fue la instalación de unas ruedas de radios con neumáticos de estilo Flat Tracker, para seguir trabajando en el subchasis, el colín y el depósito fabricado en aluminio y con la apariencia típica de las Flat Tracker.



Con el subchasis completo y la base del depósito hecha, se empezó a trabajar en el aribox, y las placas laterales. Para ello aprovechan muchas de las líneas originales de la Desmosedici RR. Cambiando la ubicación de la bomba de gasolina y bajando la posición del depósito consiguen dejar el área del subchasis lo más abierta posible y sin que se vea una maraña de cables y mangueras en la zona.

Aun sin haber acabado el depósito, empiezan a trabajar el colín. El material escogido es el aluminio, según RSD, haberlo hecho en fibra habría resultado más fácil, ¿pero qué hay de divertido en eso? de este modo hay que ir dando golpecitos para darle forma al colín, soldar, pulir, todo un trabajo artesanal. El motivo de haber dejado a medias el depósito era para acabarlo a la vez que el colín y de esta manera hacer confluir las lineas de la mejor manera posible en el área del asiento, sin que esta muestre bordes afilados o punzantes con los cuales poder hacerse daño



El siguiente paso fue la construcción del basculante monobrazo, se hicieron todos los cálculos necesarios antes de empezar su fabricación, podemos ver algunos estados de su elaboración en las fotos. Con el basculante se traslada el disco de freno al lado de la cadena y al quitar uno de los discos delanteros quedando una imagen más limpia en el lado derecho de la moto.

Los colores elegidos para pintar la Desmo Tracker no podían ser otros que los de la bandera Tricolore, quedando un conjunto alegre y llamativo. Los escapes, sencillos y simples quedan en armonía con el resto del conjunto. Un cambio radical en una Ducati que añorará ser llevada hasta las 18000 revoluciones, pero que dará grandes dosis de diversión a su propietario. ¿Habrá algún valiente que se atreva a buscarle las cosquillas a Desmo Tracker?



Fuente RSD.