Ducati Monster 1100 Wayne Ransom



Ducati Monster 1100 Wayne Ransom

Algunos dirán que es un sacrilegio, que se ha cometido un grave error y que los culpables deben pagar por lo que han hecho. Pero a mi me parece una preparación espléndida a la par que bruta. No se ha realizado para llevar a la Ducati Monster a través de carreteras reviradas donde se mueve ágilmente, de serie, viniendo de Estados Unidos, el diseño está pensado para altas velocidades y grandes aceleraciones, la delata el enorme neumático trasero y el largo basculante del cual la han provisto.

El propietario de esta Ducati Monster 1100 es conocido en la comunidad Ducati como Ryan Danger, el nombre lo dice todo. Y después de ver los escapes que monta, debe dar miedo cruzar por un paso de cebra mientras Ryan espera con su Monster, con un golpe de gas debe hacer callar hasta las Harley más gordas.


Pero hablemos de la moto. La Ducati Monster 1100 Wayne Ransom, tal como indica su nombre ha sido creada por el customizador americano Wayne Ransom. La primera pieza que cambió Ransom fue el basculante, substituyendo el original por uno fabricado en tubo de acero y bastante más largo. Las llantas montadas en esta Ducati son de Performance Machine, la trasera con 18 pulgadas y un neumático de 300mm, casi nada. Para que la cadena no tocara con la rueda Wyne optó por instalar un piñon modificado y desplazarla así lo necesario (60mm), no quiero saber lo que pueden llegar a sufrir los rodamientos para mover la rueda bajo estas circunstancias. Para completar el proceso de personalización se han empleado diversas piezas de aluminio, algunas de ellas Rizoma.

Los paneles de instrumentación, fabricado artesanalmente por Wayne, tan solo muestran la velocidad y el régimen de giro del motor. Pero para hacer esto se le presentaba un problema, el panel original integra parte del sistema electrónico de la moto y funciones como la de inmovilizador y otras de vital necesidad, y no puede eliminarse. La solución fue ocultar el panel bajo el asiento, de manera que no se vea, pero cumpla con sus funciones básicas.


Las mejoras realizadas en el motor incluyen una centralita Dynojet Power Commander V, un filtro K&N, y la linea de escape, con esos “silenciosos” que deben hacer un ruido ensordecedor

Para poner la guinda final la Monster se ha pintado con pintura negro mate y se ha dibujado unos motivos, rosas, una calavera… con pintura acrílica en la parte central del depósito y el colín y las piezas de aluminio, en rojo, se crea un buen contraste. Para acabar un vídeo 360º y unas cuantas fotos de esta pequeña bestia.



Fuente Omnimoto.it.