El Motit, alquiler flexible y compartido de scooters eléctricos, se estrena en Barcelona



Presentación Motit

El pasado miércoles 8 de mayo se presentaba Motit en el Ayuntamiento de Barcelona, un servicio de alquiler flexible y compartido de scooters a nivel urbano. Podemos decir que es el Bicing de los scooters eléctricos. Esta iniciativa nace de la colaboración entre Going Green y la Fundación Creafutur.

Esta iniciativa tiene como objetivo dar a la ciudad un medio de transporte flexible, ya que permite recoger el scooter en un punto de la ciudad y devolverlo en otro distinto. Además se trata de un medio de transporte sostenible y económico, dada la naturaleza de los vehículos, con el cual un trayecto medio tendrá un coste inferior a los dos euros.

Motit se abrirá al público general antes de acabar el presente mes de mayo, con un periodo de pruebas en el que habrá un número de usuarios limitado, para pasar a abrirse durante el mes de junio a todos los clientes que lo necesiten, habitantes y visitantes.

La empresa Going Green participa con el servicio MOTIT en el Consorcio Europeo MOLECULES que promueve la movilidad eléctrica en las ciudades de París, Berlín y Barcelona.

El Ayuntamiento de Barcelona, como miembro del Consorcio Europeo MOLECULES, apoya esta iniciativa privada mediante la firma de un convenio de colaboración para facilitar la implantación del servicio en la ciudad.

Gonzalo Alonso, en nombre de Going Green, declaró:

Estamos muy ilusionados con este proyecto pionero que nace en Barcelona y que pronto extenderemos a otras ciudades fomentando una movilidad eficiente, flexible y sostenible. Llevamos dos años trabajando intensamente en el desarrollo de este servicio que ha implicado una fuerte inversión en tecnología y que incluso ha requerido el diseño de una moto eléctrica con características específicas para el servicio

Xavier Trias, en nombre del Ayuntamiento de Barcelona, declaró:

Lo que hoy presentamos es una revolución, una apuesta atrevida que pone de manifiesto nuestra capacidad empresarial, la de nuestros emprendedores para innovar y de hacerlo con una clara vocación de internacionalización. Muchas ciudades dirán: ¡esto es lo que hacen en Barcelona!

Podemos ver un vídeo de la presentación a continuación:

El funcionamiento de Motit es sencillo, los clientes pueden hacer su reserva a través de la web o la aplicación para smartphones de la plataforma, indicando origen y destino del recorrido. Después podrá recoger el scooter en un punto cercano y devolverlo en otro una vez haya completado el recorrido. El coste puede ir ligado a la distancia recorrida o según el tiempo de uso, desde 45 céntimos por kilómetro o por 5 euros la hora. El scooter es 100% eléctrico y cuenta con un navegador para guiar al cliente hasta su destino.

Al llegar la hora de la reserva, la plataforma envía una notificación al teléfono inteligente del cliente para que pueda recoger el scooter y el mismo teléfono sirve para poner en funcionamiento el scooter. Aunque no lo indican en la información facilitada, presumiblemente esto queda limitado a smartphones con conexión NFC o quizás me equivoque y se use conexión bluetooth.

Para facilitar el uso del Motit a los usuarios cada scooter cuenta con un casco, aunque también podrá usar el suyo propio.

Los scooters usados en Motit son de diseño y fabricación barcelonés. De entre sus características cuenta con:

  • Comunicación 3G, que permite saber el estado y ubicación de la moto y asegurar la mejor atención al cliente posible.
  • Baterías fácilmente extraíbles.
  • Pantalla de 7 pulgadas con GPS
  • No necesita llave, arranca con el smartphone.

El ecosistema de los scooters eléctricos de alquiler parece estar creciendo, beneficiando al cliente que tendrá más opciones y podrá usar la que más le convenga. Esta iniciativa entra en competencia directa con la que ya conocemos de eConnected Scooter de eCooltra y que usa tecnologías similares para el alquiler de los scooters eléctricos Govecs de su flota.

Fuente Going Green.