Husaberg bate el anterior récord subiendo hasta los 6361 metros



Husaberg en Ojos del Salado

A finales del mes de febrero nos hacíamos eco de que un equipo formado por tres aventureros y motos Husaberg querían batir el anterior récord de altitud alcanzada en moto, casi un mes después de cumplir con éxito la hazaña, nos llegan algunas fotos y la crónica de como se vivieron los días que duró la expedición. Seguramente que Walter Colebatch, Lukas Matzinger y Barton Churchill no olviden nunca las sensaciones que experimentaron al pilotar una moto donde nunca antes nadie lo había hecho.

El equipo viajó hasta Chile a comienzos de marzo para conseguir alcanzar la mayor altitud jamás conseguida en moto sobre sus Husaberg FE570, en el volcán más alto del mundo, el Ojos del Salado.

Su ascensión comenzó en Copiapo, a 375m de altitud y les llevó hasta el punto más alto conseguido nunca en motocicleta, 6361 m el 18 de Marzo.

Después de llegar hasta el campo base de Atacama a 5256m decidieron realizar una parada para poder aclimatarse a la falta de oxígeno a esa altitud y comenzaron a explorar las posibilidades para continuar su ascenso a la montaña.

Husaberg sobre hielo y nieve

En el transcurso de su vuelta de exploración, la piloto y aventurera estadounidense Sherri-Jo Wilkins, miembro del equipo de soporte de la expedición, consiguió establecer un nuevo récord de altitud en moto femenino a los 5.903 m sobre una de las Husaberg del equipo, batiendo el récord anterior en unos impresionantes 517m.

La exploración final y misión de reconocimiento se hizo a pie subiendo por una ruta usada por Matthias Jeschke cuando estableció el récord en coche en 2004. La ruta fue larga y completamente cubierta de nieve, pero les llevó directos hasta el punto en el que Jeschke había establecido el récord mundial. Fue el mismo Jeschke quien había construido un diminuto refugio de rocas con suelo de bambú que sobresalía a 6361 m de altitud. Ese bambú parecía la única cosa orgánica existente en la montaña, así que bautizaron a tal punto con el apodo de “Jeschke’s Noodle” (los fideos de Jeschke) y convirtieron ese punto en el posible próximo nuevo objetivo para batir el récord actual.

Husaberg nieve

Una cosa estaba clara de la vuelta de exploración, y es que no iba a ser un camino de rosas. Sería un trayecto largo y duro que les llevaría al menos 3 días para alcanzar aquel punto. Se dieron cuenta entonces que el gran esfuerzo físico requerido para tal hazaña no les permitiría llevar las tres motos hasta aquel punto. Eligieron una moto y los tres miembros del equipo se fueron relevando según era necesario hasta alcanzar el punto.

El ataque final comenzó bien y después de seguir un empinado sendero de arena y rocas que rodeaba Ojos del Salado a unos 6000m, decidieron volver a bajar a descansar antes del ataque final, así que dejaron la moto y equipación para tomarse un día de descanso en el campo base y volvieron a las 36 horas.

Después del día de descanso estaban rebosantes de energía y entusiasmo para terminar el trabajo. El equipo se levantó a las 2 de la mañana para subir andando hasta donde habían dejado las motos, se equiparon y tan pronto como salió el sol en Ojos del Salado, el 18 de marzo, ya estaban a punto para hacer historia. Después de una dura y larga batalla cruzando glaciares e intentando encontrar senderos transitables finalizaron en su meta, “Jescke’s Noodle”.

Era el turno de Bartons sobre la moto y mientras podría haber llegado cómodamente hasta la cima de Jeschke’s Noodle, Barton se volvió hacia Lukas y Walter y les propuso coger la moto y subir los últimos metros hasta la cima los tres juntos. Se acercaba el momento de batir el récord del mundo. Comprobaron el GPS… tenían un margen de error de +/-3m. Las lecturas fluctuaban en todas las unidades entre 6359 y 6363. Pero la lectura más común fue 6361m y eso era la mitad de las lecturas. Superaron el antiguo récord en 116m. Misión cumplida!!!

Husaberg en Ojos del Salado GPS

Fuente Husaberg.