II Festival del Jabalí en Can Bonastre



II Festival del Jabalí

Ya hace meses que el Exilio Motero iba anunciando su segunda Invernal, a celebrar el ultimo día de caza del jabalí y para celebrar este fin de temporada, estaba previsto que el punto de reunión volviera a ser la vieja masía de Can Bonastre. Masía con 400 años de historia, sitio especial y mágico ya que era la primera parada donde las diligencias que hacían el trayecto Barcelona-Madrid cambiaban los caballos. Los arcos de los salones principales tienen 4 siglos.

Estas pequeñas cosas hacen que una concentración sea entrañable y ahora bastante multitudinaria ya que este año, las previsiones quedaron cortas y se colapso la concentración. Nuestros amigos moteros acostumbrados a las concentraciones y llenos de paciencia hicieron largas colas para probar nuestro jabalí, especialmente cocinado para este evento. Macerado durante 3 días y guisado otro mas.

En las cocinas del restaurante se cocinaron 350 kg de jabalí, se sirvieron 200 raciones de jabalí y 400 bocadillos variados, sin olvidar el baso de caldo caliente que nos sirvieron a la llegada y que tan bien fue para paliar un poco el frío cogido durante el viaje y a la misma vez el Bikerbar de Can Bonastre y el churrero del mercadillo que mota a pocos metros de la Matinal, no pararon de servir cafés uno y churros el otro

La amiga Pili Gimo, encabezando el Country de Calaf, preparo “La Marathon del Jabalí”. Donde bailaron 60 canciones de country, aproximadamente unas cuatro horas non stop.

En el jardín del restaurante simultáneamente “Los diablos de Piera”, hacían tocar sus tambores, para amenizar la velada y buscar una alternativa al country.

II Festival del Jabali 32

Bien entradas las 12’30 se hizo un concurso de orujo casero, con regalos del amigo Adolfo de Choppersss.com y de Antonio de la Ruta 66 del Prat de Llobregat. ¡Es juego, simple!. El primero que se bebía un baso de orujo y lo ponía boca abajo ganaba una bolsa llena de regalos.
Dar mención a las tres valientes señoritas del grupo Metal Links que hicieron la ultima ronda.

El problema de abastecimiento, la organización promete resolverlo para el próximo año, si bien es cierto que el pequeño caos se formo a partir de las 10.30 que fue cuando los moteros empezaron a llegar en masa, no dando abasto a poder servir rápido, pero ya sabemos que la paciencia del motero es infinita y no hubo más problema que el frío viento reinante durante toda la mañana.

Ahora esperamos que la V Reunión Motera de Can Bonastre a celebrar el mes de julio de al Exilio Motero la misma satisfacción que este II Festival del Jabalí.

Un apunte, para las próximas hay que poner más papeleras o cubos de basura, había algún sitio que estaba realmente sucio.