KTM detiene la producción de Husqvarna, ¿cual será el final?



Husqvarna Baja concept

A finales de enero conocíamos la noticia de que el Grupo BMW se desprendía de la mítica marca de motos italiana, Husqvarna, que pasaría a ser propiedad de Pierer Industries AG, propiedad del CEO de KTM Stefan Pierer. En aquel momento deseaba suerte a Husqvarna, por que no veía con demasiados buenos ojos la operación ¿podían vivir dos marcas rivales bajo el mismo paraguas?

La respuesta parece haber llegado por sí sola, la podemos encontrar en diferentes medios de habla inglesa o italiana que se han hecho eco de la noticia. Aquí os voy a resumir un poco.

A fecha de 2 de abril se confirmaba la producción al 100% de las motos, incluyendo las nuevas Strada y Terra 650 y la nueva Nuda 900 ABS. Los trabajadores de la casa de Varese recibieron esta noticia como una inyección de moral ya que no tendrían que preocuparse por sus puestos de trabajo. Pero las malas noticias estaban por llegar, y el 22 de abril Pierer Industries AG anunció que la fábrica permanecería cerrada a partir de agosto hasta nueva orden, despidiendo a 211 trabajadores de los casi 250. ¿Quiénes son los que mantienen su puesto de trabajo? Los que pertenecen al departamento de marketing y ventas. La explicación es sencilla, en los almacenes de Husqvarna hay un inventario que alcanza las 12000 motos sin vender, a las que hay que sumar las unidades que se fabricarán en 2013, que pueden ser entre 3000 y 4000. ¿Cuando se reiniciará la producción? Eso aun no lo saben los austríacos, si es que se vuelve a producir.

Los austriacos evaluaron la situación de la empresa durante cinco semanas, encontrándose con una situación peor de la ofrecida por su anterior propietario, BMW. Además Pierer afirmó en una entrevista para la televisión india que trasladaría la producción de Husqvarna hacia la India occidental, para fabricar allí motos de 125 a 200 cc. Otra empresa más que se va y pierde el sello Made in Italy, si la cosa no va a más.

Desde los sindicatos de trabajadores de Husqvarna tachan la operación de depredación industrial que buscan vaciar la empresa y no tienen ninguna intención de hacer inversiones para investigar y desarrollar soluciones alternativas. Hablando claro, eliminar la competencia. Los trabajadores, viéndose en la calle, han decidido escribir una carta al director exponiéndole sus preocupaciones sobre su futuro laboral y el de la marca.

¿Como acabará todo? Esperemos saberlo pronto y que sea más favorable de lo que parece, dejando que Husqvarna sea tan independiente como hasta ahora y siga sorprendiéndonos con nuevas motos y sus diseños. Aunque veo todo este asunto con algo de pesimismo.

Fuente Asphalt & Rubber y Omnimoto.it.