KTM le pone una R a su Freeride 250 y nos trae otras novedades



KTM Freeride 250 R 2014

Con el lanzamiento de la nueva KTM Freeride 250 R, la marca naranja ofrece una opción más para todos los que desean empezar o volver al mundo de lo marrón, mejorar su pilotaje o, como ellos dicen, simplemente disfrutar de una moto divertida. Vamos que nos presentan una nueva versión de la gama Freeride en 2T súper ágil y que cubre el hueco entre las EXC, motos más orientadas a competición, y la Freeride 350 pero que a su vez es altamente versátil.

Bajo el lema que sirvió para presentar en 2012 la Freeride 350 y poco después la versión eléctrica E: “Máximo placer de pilotaje off-road”, llega una máquina que no está enfocada a la competición. Sin ninguna duda en KTM saben que son muchos los que sueñan con un motor de dos tiempos, su sonido, el olor de la combustión y las sensaciones que transmiten esos motores nerviosos y juguetones. Y pensaron que las cualidades de la parte ciclo de la Freeride se podrían aprovechar aun más con este motor más ligero y al dotarla de mayor distancia al suelo. Doy por hecho que habrán acertado.

El motor de la Freeride 250 R

El motor de la Freeride 250 R parte del de la 250 EXC, que es una garantía de buen funcionamiento, pero los ingenieros de KTM lo han preparado de manera que no logra una mayor potencia, sino que obtiene un par motor y una respuesta al acelerador que facilitan las cosas. Entre las mejoras está el nuevo cilindro, con transfers y distribución modificadas que se complementa con un pistón y culata nueva. La potencia máxima ofrecida es de 25 C en la versión deslimitada y funciona con una mezcla de gasolina/aceite de tan solo 1:80, de esta manera se eliminan casi por completo los humos que se asocian a los motores 2T.

Se ha logrado asimismo una sorprendente reducción de 2 Kg de peso en relación al propulsor de la EXC, gracias a la eliminación del sistema de válvula de escape y de la palanca de arranque, así como a la incorporación de una tapa intermedia de embrague con un nuevo eje de la bomba de agua con un piñón en material polímero. La eliminación de la válvula de escape se ha hecho con la intención de lograr el carácter requerido para el motor e incrementar la durabilidad del pistón, algo esencial para aquellos usuarios que no piensan en un uso de competición para la moto.

La moto está equipada también con un sistema de escape completamente nuevo y de reducido volumen de sonido. Transcurre perfectamente integrado en el lateral de la moto, con un diseño de su cámara de expansión dirigido también a mejorar el par motor. La Freeride 2T, al igual que los modelos EXC, está homologada para su uso en vías públicas con un kit limitador de potencia.

Galería de fotos KTM Freeride 250 R

KTM Freeride 350

Después de dos años de su lanzamiento, la FREERIDE 350 4T recibe también una serie de actualizaciones. La principal diferencia la encontramos en la caja de cambios, con una relación interna más cerrada en las cinco primeras marchas, pero con una sexta más larga, al estilo de una overdrive, bajando de esta forma el régimen de giro en carretera abierta para reducir aún más el consumo de combustible.

Los cambios técnicos llevados a cabo en el motor 4T de la FREERIDE 350 están dirigidos también para lograr un tacto de motor más agradable, pero incrementando la eficacia y la fiabilidad. Un nuevo cigüeñal mueve un eje dentado intermedio montado en un lateral, que a su vez mueve tanto los árboles de levas como la bomba de agua, actuando de eje de balance. Un cojinete de tipo plano sustituye a los anteriores, una solución probada con éxito en los motores SX-F de motocross en 2013. Esta innovadora solución garantiza una mejor fiabilidad y permite alargar los intervalos de mantenimiento.

Fuente KTM.