La influencia de las carreras de motos – 1 2



Giacomo Agostini MV Agusta

¡Cualquier gran premio de los noventa fue mejor! ¡Antes con las dos tiempos las carreras eran otra cosa! o ¡Jorge Lorenzo es un chulo, Pedrosa un pupas y Rossi está viejo para pelear! Pasan los años y seguimos con los mismos argumentos, por ejemplo, en la época de Giacomo Agostini la gente decía que con la fragilidad de los motores dos tiempos la gracia era ver una moto acabar un gran premio. También se comentaba que los pilotos ya no eran hombres como antes, sino niños que no se atrevían a correr en Manx GP.

Nuestra cultura motera siempre se ha visto muy unida a los grandes premios, quien más o quien menos ha dado un salto en el sillón de su casa o desde un bar siguiendo las retransmisiones de Valentín Requena en TVE o con el genial y siempre oportuno Dennis Noyes.

¿Pero cuando podemos poner una fecha de inicio? Si hubo un lugar en el mundo donde al ganar uno pasaba a ser reconocido como un gran piloto o bien un fabricante de motocicletas se podía ganar el respeto de la gente, este era el Gran Premio de la Isla de Man. Aunque nuestro gran campeón del motociclismo en aquellos tiempos fue Ángel Nieto, hubo otro gran piloto madrileño que se ganó el cariño y el respeto del mundo por su calidad: era Santi Herreros. Saltó al mundial directamente a 250cc y plantó cara a grandes pilotos consagrados como Phil Read, ganando tres grandes premios en su segunda temporada. Posteriormente en su tercera temporada, cuando se mantenía en la primera posición del campeonato, un accidente acabó con su vida en la Isla de Man. A nivel mundial el impacto fue brutal porque se perdía un piloto con coraje y talentoso, que fue homenajeado en la introducción del documental Continental Circus (prestad especial atención a las imágenes a partir del minuto 2:29, por aquel entonces nadie había visto a los pilotos desde el carenado).


Desde entonces la Real Federación Española de Motociclismo ha prohibido a los pilotos españoles correr en la Isla de Man, pero y sin que sirva de precedente, la Federación Francesa expide licencia a los pilotos españoles. Si queréis saber como es una vuelta al circuito de Man, aquí tenéis un vídeo narrado por el propio piloto andaluz Antonio Maeso, que este año 2012 va a participar como piloto oficial de KTM (en el minuto 6:32 nos muestra la curva de Santi Herreros).


Una vez tenemos planteado el tema de que es la Isla de Man, es más fácil comprender quienes son los históricos Cafe Racers. Nos situamos en los años en los que Giacomo Agostini, Mike the Bike, Phil Read, Ángel Nieto, etc. y visualizamos una horda de jóvenes subidos por las curvas de ManGP, alucinado de ver ésos pilotos corriendo como locos por sus carreteras; veríamos como estos volvían a sus casas, cogían sus BSA, Triumph, Norton, Royal, Vincents y las tunearan para sacar el máximo rendimiento a sus máquinas y que estas se parecieran a las oficiales. Se pasaban el día de cafetería en cafetería buscando piques.. de aquí Cafe Racers, y como veis no tiene nada que ver con esta imagen nostálgica con ritmo rock-a-billy que corre hoy en día. Un ejemplo, en la siguiente imagen veremos al campeón mundial de la época al estilo Cafe Racer como un guiño a sus fans, montado en una Triumph.

Triumph Trident

En la siguiente tenemos al campeón actual, emulando a “quemao RR”, ¿dónde? En la catedral de los piques: Jorge Lorenzo en la Isla de Man.

Jorge Lorenzo - Isla de Man

Cafe racers… Quemaos con CBR RRRR… ¿solamente nos queda esto de las carreras? Todo el mundo conoce a Valentino Rossi, pero antes de él hubo otro gran piloto simpático y un punto cara dura: Barry Sheene, para recordarlo mejor ver como picaba a Kenny Roberts en el minuto 3:38 y veréis que peineta más chula le dedica para decir lo que todos sabemos ante sus fans.



Y que nos ha dejado Barry Sheene? Para empezar: a su estilo se inspiraron los cómics de Joe Bar Team, los cascos personalizados (él corría con el Pato Donald pintado) y finalmente su gran aporte viene del símbolo de victoria que hacia al ganar un gran premio, y que inicialmente hacían los quemaos fans suyos y ahora es el saludo internacional de los moteros.

Barry Sheene

Desde que prohibieron correr grandes premios en la Isla de Man, para ser un gran piloto se tiene que ser un poco notas. Para ejemplo, aquí tenéis el pique de Fast Freddie Spencer en Laguna Seca, por aquello de ¿Qué es más rápido: un coche, una moto o una Honda NSR 500cc de 1984?



Y vaya como acabaron los ’80, para muestra un botón, aquí podéis ver un resumen de Suzuka en 1989, dicen que esta carrera fue el inicio de los años dorados de los 2 tiempos … por ahí en mitad de carrera, hay incluso un adelantamiento en plena recta haciendo un caballito!


No creáis que esto acaba con un pique, mañana vamos con la segunda parte. ¡Estar atentos para cuando la publiquemos!

Foto 1 – twm1340, 3 – breganze981

  • Pingback: El Efecto Giroscópico en la Moto | Contramanillar()

  • lluis terminyonis

    estupendo articulo,en el qual yo no puedo estsar mas de acuerdo….
    He corrido en nurburgrings,a rueda de porsche,subarus,y del monstruo nero….dicen que es el infierno verde…..pero cuando he visto el video del TT de MAN….me he quedado con la boca abierta…..sin palabras…….Para mi esto si que es ser piloto…i todo lo demas…….