La moto de tres ruedas Made in Spain 2



Moto tres ruedas Cerdán

A finales de abril conocía a Francisco Cerdán, gracias que publicaba un comentario en un post que hablaba de las motos eléctricas y el cambio de baterías, como incremento de la autonomía, allí nos adelantaba que había fabricado una moto. Pero no sabíamos muy bien de que se trataba. Unos días después él mismo colgaba en la página de Contramanillar en Facebook, una foto de su moto, y la sorpresa es que ¡tiene dos ruedas traseras motrices! En un breve comentario nos explicaba que hacía más de diez años que la había fabricado y patentado. Sin duda, un tren trasero alternativo a lo que todos conocemos. A partir de ahí contacté con Francisco para que me enviara algo de información y algunas fotos. Y ahora lo comparto con vosotros.

Francisco Cerdán, inventor de la moto de tres ruedas

Lo primero es presentaros a Francisco, podéis verlo con su trike sobre estas líneas, él mismo se describe como una persona corriente, aunque yo diría que tiene más inquietudes que la mayoría. Ahora se encuentra jubilado, pero su vida siempre a girado en torno a todo tipo de vehículos, motos, coches, camiones y autobuses. Ya sea en su vida laboral, como mecánico de coches primero y conductor de autobuses más tarde. Y también en sus aficiones, a los 20 años empezó a montar en motos y desde entonces no ha parado, a día de hoy podemos verlo con un trike o su moto de tres ruedas.

Bici tres ruedas CerdánPero vamos a entrar en materia, ¿de dónde surge la idea de fabricar una moto de tres ruedas? Pues Francisco siempre les ha tenido respeto a las motos, todos sabemos lo fácil que puede ser tener una caída. Entonces pensó que añadiendo una segunda rueda trasera podría ganar en estabilidad y también en frenada. Así que se puso a trabajar en la idea hasta que la tuvo hecha, luego la patentó. Explicado así parece muy fácil.

Antes de nada nuestro inventor probó cual sería el efecto que se conseguiría instalando dos ruedas traseras en una antigua bicicleta. La podéis ver a la izquierda. La prueba la realiza instalando dos brazos independientes, uno para cada rueda, con sus transmisiones por correa y un balancín para controlar la inclinación de las ruedas y que estas no pierdan el contacto con el suelo en ningún momento. A simple vista parece que la idea ha de funcionar, más superficie de contacto lleva a mayor agarre, mejora la tracción y la frenada. De esta manera queda todo listo para llevar la idea a una moto de verdad.

A la hora de escoger la moto, Francisco pensó que sería más fácil trabajar sobre una moto con un basculante monobrazo. En aquellos tiempos, 1997-98, encontró que la Derbi GPR era una candidata ideal, además de ser una marca española. Sin entrar en detalles técnicos, nuestro amigo montó su nuevo basculante tal como iba el de origen, pero a diferencia de este monta dos ruedas y brazos “independientes”. El sistema es similar al de la bici, el balancín instalado sobre un eje va unido a dos bielas que mediante una rotula se unen a cada brazo del basculante, viendo el siguiente croquis y la foto podemos entender mejor el funcionamiento del sistema.

Moto tres ruedas balancín bielas

Este sistema mantiene las dos ruedas siempre paralelas, esté la moto más o menos inclinada. Cerdán también añade un amortiguador a cada basculante para absorber pequeñas irregularidades de forma independiente en cada rueda, contando además del amortiguador central de origen.

Moto tres ruedas Cerdán

Una vez finalizada la construcción, Cerdán debió patentar el invento y homologarlo para poder circular por las carreteras españolas. Pero claro, el proceso de homologación no es tan sencillo, se ha de justificar la modificación y demostrar que funciona.

Así que el ingeniero que le llevaba el proyecto le instó a que realizara unas pruebas de frenada a distintas velocidades para realizar los cálculos necesarios para justificar la modificación y presentarlos en la ITV. Esto no habría supuesto mayor contratiempo si en el momento de realizar las pruebas en un polígono y apartado de las carreteras, una patrulla de la Policía Local se topara con nuestro amigo y le requisara la moto. Hasta que Francisco después de más de un mes pudiera sacar la moto del depósito gracias a una carta de la ITV con una fecha para pasar la inspección. La inspección fue favorable y a partir de entonces puede circular por las carreteras de nuestro país con su moto, sorprendiendo a todo quien lo ve.

Moto tres ruedas Cerdán

Francisco intentó vender la patente, pero no tuvo éxito. Algunas marcas se interesaron por ella, pero nadie le dio una respuesta afirmativa. Años más tarde hemos visto aparecer distintos modelos con tres ruedas como el MP3 de Piaggio o el VX3 de Vectrix, con la diferencia que llevan dos ruedas en el eje delantero. Me pregunto si estas motos serán una “copia” de la moto de tres ruedas española inventada por Cerdán.

Además de esta moto de tres ruedas Cerdán se ha fabricado una bici eléctrica, ha adaptado un alternador a una bicicleta para generar electricidad de consumo domestico y por encargo ha instalado el sistema de dos ruedas traseras a una moto clásica. Por si fuera poco, me comenta que también está dispuesto a fabricar una moto eléctrica. Quizás lo veamos por aquí de nuevo, empeño y ganas no le faltan.

Desde aquí agradezco a Francisco que nos haya puesto en conocimiento de este prototipo Made in Spain y que nos haya enviado información y fotos.