La O2 Pursuit creó expectación en Sídney



O2 pursuit presentación

A principios de noviembre conocíamos la O2 Pursuit, y fue presentada en el Sydney Motorcycle & Scooter Show acaparando muchas de las miradas. En las fotografías de esta moto impulsada por aire no se aprecian cambios notables respecto a las imágenes que habíamos visto. Pero en lugar de llevar neumáticos de carretera, monta neumáticos de tacos, lo cual deja claro que su terreno será fuera del asfalto.

Recordemos que Dean Benstead, el estudiante que ha desarrollado el proyecto, es australiano. En la construcción del prototipo se han empleado piezas cedidas por Yamaha Australia que provienen de una WR250F. El motor de aire es fabricado por Engineair, también de procedencia australiana. Los plásticos y el chasis los ha fabricado Rinlatech Engineering, también del continente de los canguros. Inicialmente sólo se trataba del diseño y desarrollo de la moto con motor de aire. Pero Benstead cree que la O2 Pursuit tiene un gran potencial para ser comercializada, tanto por ser respetuosa con el medio ambiente, como por poder llegar a ser una opción económica.

El problema está, tal como comenta Jensen en Asphalt&Rubber, en la capacidad energética de la bombona de aire de la O2 Pursuit. Tal como nos cuenta una bombona estándar de buceo tiene como máximo 0,675kWh (una bombona de 18 litros y 300 bares de presión), que si los comparamos con la moto eléctrica BRD RedShift SM que tiene una batería de 5,2kWh, es una capacidad bastante reducida. Además de desconocer el tanto por ciento de rendimiento, que en las motos eléctricas puede llegar al 90%. Otro apunte que hace nuestro compañero es el hecho de que aumentar la presión dos, tres veces o más, implica menos seguridad y un coste añadido en el diseño de las bombonas de aire.

En un futuro podríamos ver un nuevo prototipo de la O2 Pursuit con chasis de titanio y plásticos más ligeros, siempre pensando en elevar las prestaciones. A continuación os dejo un vídeo de la presentación en Sídney, por EFE y unas cuantas fotos de la moto impulsada por aire.



Fuente Asphalt & Rubber y O2 Pursuit, Dean Benstead.