Las Triumph Tiger 1050 y Tiger 1050SE se vuelven más deporitvas



Triumph Tiger 1050

Triumph ha mejorado las especificaciones de las Tiger 1050 y Tiger 1050SE, para dotarlas de un carácter más deportivo, ayudado por los nuevos colores y gráficos.

De entre las mejoras que se han efectuado a las dos versiones de la Tiger 1050, destaca por encima de las demás las nuevas suspensiones. Para ello se han rediseñado piezas del interior y renovado la horquilla delantera y el amortiguador trasero, éste incorpora un muelle más rígido y de mayor tamaño, pasando de 108 a 139mm, incrementando su recorrido en un 29%, consiguiendo una mayor manejabilidad y mejor control de la moto, resultando más fácil de conducir tanto solo como acompañado y un excelente control de la frenada.

El manillar también es de nueva hornada, fabricado en aluminio anodizado en negro, este manillar retrasa la posición de conducción, respecto al modelo anterior, 20mm, dándonos una posición de conducción más deportiva.

Con unos simples cambios estéticos las dos Tiger 1050 ganan un toque de clase y distinción. Para ello Triumph ha diseñado unos nuevo gráficos parecidos a los de las nuevas Speeed y Street Triple. Para complementar la renovada imagen, las llantas, las pinzas de freno y la corona de transmisión son completamente negras, por otra parte el escape, las taloneras y los reposapiés tendrán un acabado de aluminio cepillado. En cuanto a colores la Triumph Tiger 1050 estándar estará disponible en Negro Phantom metalizado, y la Tiger 1050SE la encontraremos en Rojo Diablo, Blanco Crystal y un bitono de Negro Mate con Grafito Mate. Además la versión SE trae el ABS de serie e incluye cubremanos, caballete central y maletas, opcionales en la versión normal.

Los precios no varían, manteniéndose para la Tiger 1050 en 11.895 euros y para la versión SE en 12.695 euros, con 2 años de garantía sin límite de kilometraje.


Fuente Triumph.