Mostro Della Strada, una Ducati Monster con chasis de Titanio 1



Ducati Monster S4RS Chasis Titanio

El Mostro Della Strada es una preparación hecha por Stradafab, que no es un preparador de motos personalizadas, es un fabricante que se dedica a la construcción de chasis de titanio para diversos modelos de Ducati y piezas de carbono. La personalización de la Ducati Monster S4RS que hoy nos ocupa es el primer proyecto de Stradafab con la fabricación de un chasis de titanio.

El chasis fabricado en titanio utiliza tubos de mayor sección que el de cromo molibdeno original para contrarrestar su menor rigidez, quedando un chasis de aspecto más robusto y con la misma rigidez que el que monta la Ducati Monster S4RS de serie. Otro dato interesante son los 6,8kg del chasis de titanio frente a los 12,7 del original.


Los demás elementos empleados en la preparación del Mostro Della Strada (Monstruo de la Carretera) giran en torno al titanio y al carbono, también se busca una estética Café Racer. Este último punto lo podemos comprobar en el colín, fabricado en carbono. Los soportes usados para el faro, intermitentes y piloto trasero están hechos de titanio, estando todo el conjunto en perfecta consonancia, gracias también al negro metalizado con el que se pinta el depósito.

Otros detalles de calidad que muestra el Mostro Della Strada son los componentes elegidos para rematar la faena, semimanillares, estriberas y espejos Rizoma, palancas CRG, la tapa de embrague de carbono también ha sido fabricada por Stradafab. El escape escogido, un Quat-D Ex-Box, pasa muy desapercibido y deja el conjunto muy limpio, además de rebajar el peso en 4,5kg. Los frenos y suspensiones no se han tocado dejando los Brembo y Öhlins que vienen de serie. Para conseguir un mejor comportamiento en ciudad se ha cambiado el piñón por uno de 14 dientes.

Todo el conjunto del Mostro Della Strada tiene un peso 18,1kg inferior al modelo de serie. El precio de la moto tal como la veis es de 32500 dólares, 23590 euros al cambio actual, pero como lo realmente importante es el chasis de titanio (de grado 9), también os digo el precio, 6500 dólares (4720 euros). Y sinceramente, creo que es una pieza para unos pocos y muy elitistas, pero no por ello deja de ser curioso e interesante. Para acabar unas cuantas fotos de esta bonita máquina.


Fuente The Kneeslider.
Fotos Stradafab.