Rider1000, logré completar la hazaña 7



Rider1000

Tal como os conté el viernes, este pasado sábado 17 de mayo de 2013 me disponía a participar en la primera edición de la Rider1000. Evento en el que se recorre gran parte de Catalunya en moto pasando por unos determinados puntos de control. La EXPERIENCIA ha sido fantástica, desde la organización hasta los compañeros con los que hemos compartido ruta y la ruta en sí, que me ha llevado a lugares donde no había estado antes y me han parecido muy interesantes (la zona de Arnes).

No es mi intención hacer un resumen explicándoos que pasaba en cada kilómetro de la ruta, que al final sumaron 1035. Pero si me gustaría destacar y explicar lo que me ha parecido más relevante de todo el evento y como lo he vivido yo.

Rider1000 Salida

El sábado amanecía húmedo, con previsiones de lluvias en algunos tramos del recorrido, pero lo teníamos claro si no había tormentas y trombas de agua iríamos a la Rider1000. Al llegar a la salida, el Nou Congost de Manresa, me sorprendí con la cantidad de motos que ya habían. Salia a las 6:15 y a las 6:05 estaba sobre la moto apunto para salir, aquí la organización se lo curró para dar la salida a 6 participantes por minuto que salían puntualmente y por orden de inscripción. No se si más tarde hubo retrasos, pero a primera hora todo fluía con normalidad. Carretera mojada, pero el sol parecía querer salir y nos subía el ánimo.

Subido en la moto devoré kilómetros y kilómetros, pasando el primer control y siguiendo mi ruta marcada gracias a mi particular “Road Book” de tres hojas que me acompañó durante todo el trayecto. Hasta Falset había rodado con mi moto, más allá era territorio desconocido. Y me sorprendí de los paisajes que rodeaban la carretera desde un punto intermedio entre Gandesa y Móra d’Ebre hasta el Camping de Arnes donde dimos la vuelta dirección al siguiente punto de control.

Antes de alcanzar el punto de control de Arnes me encontré con un grupo de moteros que venían de atrás, vamos que ellos me encontraron y me adelantaron en un doble carril. Iban rápido, pero más adelante en la carretera más estrecha parecían no tener tanta prisa.

Siguiendo la ruta, una vez pasada Lleida, me topé con otro grupo de motos que era muy numeroso quizás iban 9 o 10, algunos de ellos con paquete. Lo curioso de este grupo es que querían adelantar siempre todos a la vez pasando algunos de ellos ya sobre la línea continua y viendo a los coches que vienen de cara. Un evento como la Rider1000 sirve para demostrar a los demás conductores que los moteros somos gente cívica, pero siempre hay la excepción. Además el último motero de este grupo, que llevaba unas enormes maletas laterales, tenía la tendencia de ir siempre muy pegado a la línea central y en una curva a izquierdas por poco se come a un coche que venia de cara ¿sería consciente?

Rider1000 Control de Isona

Hasta llegar al tercer control, Isona, poco vimos la lluvia pero antes de llegar a Vielha hasta algún copo de nieve vi estamparse en mi visera y nos acompañó una lluvia bastante intermitente. Al bajar hasta Isona de nuevo, mi ruta no incluía ni el Port de la Bonaigua ni el del Cantó, se cruzaron con nosotros dos Vespas clásicas, y si, estaban haciendo la Rider1000, con un par. En este tramo paremos para hacer unas fotos al desembalse del Pantano de Talarn. En esta parada coincidimos con el fotógrafo Francesco Tavolaro, que gustosamente nos retrató, desde aquí aprovecho para mandarle ¡un saludo!

Ezequiel, Contramanillar

Ahora íbamos por el Coll de Bóixols hasta Sant Llorenç, carreteras reviradas y divertidas, ¡y no había lluvia! En este control, el quinto, el cansancio ya era patente y mi compañero y yo nos comimos una de las barritas energéticas que nos habían dado. No se que efectividad tiene este tipo de alimento, pero la siguiente parada ambos comentemos que nos encontrábamos menos cansados y con más energía.

Rider1000 Coll de Bóixols

En el tramo desde el quinto al sexto control nos acompaño una incesante lluvia que caía con tranquilidad, aquí se puede decir que nos graduemos en la conducción de motos con lluvia. Al llegar a Besalú la cosa pintaba bien, había parado de llover y nos quedaba lo más fácil y sencillo ¡Esto estaba superado, íbamos a acabar la Rider1000! Solo debíamos ir hasta Girona y allí tomar la C-25 que nos llevaría hasta Manresa pasando por el último control: El Coll del Revell.

Rider1000 Pasaporte

Una vez en Manresa todo iba saliendo rodado, llegábamos nos ponían el último sello en el pasaporte y aparcábamos la moto. Entonces la organización nos dio el prometido pin numerado, un adhesivo único y la foto que nos hicieron al salir, ya impresa. Bonitos recuerdos de una jornada intensa y muy divertida.

Y se me olvidaba, la Rider1000 sobre mi Yamaha YZF R6 me resultó bastante cómodo, más de lo esperado. Después de completar 1034 kilómetros no sentía ningún tipo de dolor y al día siguiente ni agujetas ni molestias, nada de nada.

Rider1000 Llegada

No me quería enrollar demasiado y mira por donde vamos, voy a ir poniendo punto final a este post. Pero antes de acabar mando un saludo a todos aquellos moteros con los que coincidí y a los que participaron en la Rider1000. También animar a la organización a que sigan así y repitan por muchos años, y que prevengan de que el evento se convierta en una carrera encubierta. Y a todas esas voces críticas que he visto por Internet que dicen que no pagarían 50 euros por rodar por Catalunya o que el evento no vale lo que pagas, decirles que están muy equivocados y que detrás hay muchas personas movilizadas y mucho tiempo invertido, además de una buena causa como es la recogida de fondos para la Fundació Isidre Esteve.

¿Repetimos el año que viene?

  • Oscar

    Completamente de acuerdo… Disfruté muchísimo con la rider… Si la vuelven a hacer la volveré a hacer

    • Estoy prácticamente convencido de que la volverán a hacer!

  • Angel

    Repetiremos, sin duda.

    Que bueno… coincidimos unos kilómetros a partir de Tremp hasta pasado el Pont de Suert (ahora pasabais ahora parabais, ahora pasabais ahora parabais, :p) Os he reconocido por las fotos, soy el que iba en una FZ6 negra con maletas que paró en la misma gasolinera pasado Pont de Suert… cuando el tormentón de lluvia. Nada, ¡un saludo! Hasta el año que viene.

    http://www.moterus.es/usuarios/4ngel

    • Me acuerdo de ti! En la gasolinera pensaba ponerme el chubasquero, pero no llovía tanto 😉
      Un placer coincidir en ruta.
      Un saludo y hasta la próxima.

  • mia

    yo también hice la Rider1000, y a pesar que muchas de las carreteras ya las conocía (soy de Vic, Osona), te puedo asegurar que ha sido una experiencia fantástica y que si se repite a mi me vuelven a ver por la Rider.
    un saludo a todos

    • La satisfacción es algo general por lo que veo, un colega me dijo “Va ser màgica la Rider1000”. Sin duda habrá muchos que repetirán.

  • Pingback: Rider1000 2014, no solo son mil kilómetros | Contramanillar()