Roskva Electric Motorcycles: combinación de carbono y electricidad



Roskva Electric Motorcycles

Hasta la fecha hemos hablado de muchas motos eléctricas, aplaudiendo sus logros pero también apuntando sus desventajas frente a las de gasolina. La mayoría de estas motos siguen un patrón que fue ideado para funcionar con motores de explosión, sobretodo en las que siguen un perfil más convencional, luego encontramos motos eléctricas que no tienen nada que ver con ninguna otra, un claro ejemplo es la Biiista.

Delante de esta situación, hay quien decide apostar por desarrollar una moto partiendo de cero y girando en torno al motor eléctrico. Este es el caso de la Roskva Electric Motorcycles, un proyecto de cinco universitarios de la Universidad de Oslo. En una primera mirada, el diseño exterior apunta a altas prestaciones deportivas, y no nos engaña. El primer punto diferencial que tiene esta moto es que se ha usado la fibra de carbono para todo: basculante, chasis, carenados, suspensiones, ruedas y transmisión. Todo ello hace que el conjunto solo pese 25 kg. Lo que permite a la moto alcanzar altas velocidades y una buena aceleración. La Roskva es capaz de alcanzar los 180 km/h y tener una autonomía de 100 kilómetros, aunque no todo a la vez.

Roskva Electric Motorcycles

La moto que vemos en las imágenes ha sido totalmente hecha a mano y es una pieza única. Las baterías son de iones de litio firmadas por Headway de 6 kWh y el conjunto es impulsado por dos motores Lem200 de corriente continua que desarrollan una potencia de 94 CV. En mente de los universitarios está el mejorar las baterías para conseguir un rendimiento superior.

Estéticamente no hace falta dar muchas vueltas a su diseño, estoy seguro que si nos la ponen en la parrilla de MotoGP, colaría como una más. Lejos quedan los diseños de otras marcas que ya tienen sus motos eléctricas circulando.

El nombre de Roskva hace un guiño a la mitología nórdica, es el nombre de una sirvienta de Thor. Esta antigua palabra nórdica se puede traducir aproximadamente por rápida.

Si los universitarios noruegos deciden comercializar su moto o no, es algo que aun no se sabe. Habrá que estar pendientes de sus movimientos, y quizás algún día veamos una Roskva circulando por nuestras carreteras.

Fuente EcoFriend.
Fotos Henrik Holmberg.