RVA Overland por Atom Bomb Custom Motorcycles



Atom Bomb RVA Overland

No soy ningún apasionado de los cromados en las motos, pero creo que la RVA Overland hace un excelente uso de ellos. Es una moto que me ha entrado por los ojos enseguida que la he visto, y a medida que observaba sus detalles me ha ido gustando más.

El trabajo ha nacido de las manos de Clay Rathburn, de Atom Bomb Custom Motorcycles. Taller de personalización de motos con sede en Richmond, Virginia (EEUU) y son especialistas en la fabricación de motos personalizadas británicas clásicas, muchas veces ya desechadas. Hablamos de marcas como BSA o Triumph.

Clay trabajó en la RVA Overland a modo de proyecto personal, distanciándose de la línea de trabajo que normalmente suele seguir y el resultado ha llegado en forma de una atractiva y brillante moto off-road. El motor es de una Triumph Bonneville de 1974, un bicilíndrico de unos 49 CV con cuatro velocidades. Este motor es una rareza, debido a que en 1974 en la antigua factoría de Triumph en Meriden se fabricaron muy pocas Bonnevilles. Esto se debe a una gran huelga que organizaron los trabajadores al enterarse del cierre de la fabrica. El inicio de la huelga fue en octubre de 1973 y la producción no se reanudó por completo hasta el año 1975.

Para dejar la moto tal como la vemos en las imágenes, Clay fabricó unos guardabarros a medida y añadió una horquilla KYB con un faro PIAA. El chasis está echo a mano partiendo de un papel en blanco. El motor Triumph refrigerado por aire, limpiado y puesto a punto, se pintó con pintura negra en polvo. Y el escape de acero inoxidable corrió a cargo de Burns, de forma artesanal claro.

Sin más palabrería te dejo con unos cuantos disparos de la RVA Overland para que puedas disfrutarla y observar la infinidad de detalles que esconde.


Fuente Silodrome.
Fotos Anthony Hall Photo.