Tilting Reverse Trike o como pasar una HD a trike invertido



Harley Davidson convertida a Trike

Hoy os voy a explicar como Jim Harrell consiguió hacer de su Harley Davidson un trike invertio, y que además le permite tumbar en las curvas. Todo empezó después de que Harrell sufriera un accidente con su Harley, el primer paso fue buscar un trike que se ajustase a sus necesidades/intereses, pero no encontró nada interesante en el mercado para poder comprarlo. El motivo: no había ninguno con el que poder tumbar en las curvas.

Ni corto ni perezoso Jim Harrell acudió a Too Kool Cycles para que le diseñaran y montaran un kit de conversión para su Harley Davidson Tourer, para ajustarla a sus necesidades, esto daría lugar al Tilting Reverse Trike o TRT (Trike invertido inclinable). El resultado, a los ojos de Harrel y los chicos de Too Kool Cycles, pareció muy bueno y decidieron introducir el kit en el mercado. También es algo diferente de lo visto hasta ahora en motos Harley Davidson, de Milwaukee han salido algunos modelos con tres ruedas, pero dos de ellas detrás y con la diferencia que no pueden tumbarse en las curvas.

Por el momento este kit está disponible para los modelos más recientes, pero ciertos rumores apuntan a que esté disponible para otos modelos, incluso para otras marcas. El sistema permite inclinaciones de hasta 25° y cuenta con un dispositivo de bloqueo que mantiene el trike perpendicular al suelo a velocidades por debajo de 10km/h y en las paradas. Este kit cuenta con la propiedad de poder volver a la moto original en pocas horas o volver a montarlo en un corto espacio de tiempo. Para aumentar el atractivo, el morro se ha inspirado en los coches de competición de los años 50 y 60, con su particular rejilla.

Una cosa que echará atrás a más de un posible comprador es su precio, que podría estar entre los 8000 y los 12000 dólares, dependiendo de las opciones. El montaje inicial del kit requiere de unos 5 o 7 días, sobretodo por el trabajo de pintura. Una alternativa diferente a modelos como el Piaggio MP3, pero ¿tendrá su lugar en el mercado?


Fuente Automotto.
Fotos The Kneeslider.