¿Veremos un asiento activo algún día?



asiento BMW

Actualmente la suspensión trasera de nuestras motos trabaja para permitir circular con un nivel de confort elevado, según sea el tipo de moto y los reglajes que llevemos en ella. Pero y si a la suspensión le sumáramos un asiento activo, ¿mejoraría nuestra comodidad de manera notable?

Parece ser que la casa bávara BMW ha presentado unas patentes que indican que están trabajando en esa dirección, en un nuevo asiento con “un sistema de amortiguación en la superficie del asiento, que absorbería y reduciría los golpes y las vibraciones de la moto sobre el piloto y el pasajero.”

Este sistema no estaría fabricado a base de amortiguadores y muelles, sino por un sistema electrónico que se adaptaría a las irregularidades y baches de la carretera por la que pasa la moto. Según la patente, el sistema estaría compuesto por un sensor cercano a la rueda delantera que enviará la información a la unidad del asiento para que ésta proceda a ajustar el asiento en tiempo real. El funcionamiento es simple, tan pronto como la rueda delantera pase por un bache o cualquier irregularidad, se envía una señal a la centralita con los datos necesarios para situar el asiento de manera que se evite el golpe. Un sistema interesante, que parece que vuelve a la idea de los asientos con muelles, pero adaptado al tiempo en que vivimos y a la tecnología disponible. ¿Será efectivo? ¿Valdrá la pena el coste y la complejidad? eso esta por ver.

Por supuesto, este conjunto sería capaz de cambiar su comportamiento teniendo en cuenta el peso del motero y las propias preferencias, igual que pasa con algunos conjuntos de amortiguaciones que son totalmente personalizables. Una posible función de masaje, no sería muy lejana, seguro que alguien podría hackear el sistema para tener esta función.

En Visordown, de donde viene esta información, creen que esto se quedará en el saco de las ideas que nunca llegan a la producción, ¿a vosotros que os parece?

Fuente Visordown.