XIII Cilindrada



XIII Cilindrada

Después de valorar que hacer el domingo día 3, decidimos decantarnos por pasar la mañana con los amigos de Cilindros Rebeldes, que como cada año, celebran su matinal en La Mallola, sitio perfecto para dicho evento ya que la sombra de sus árboles cubren toda la zona.

Llegamos a Esplugues alrededor de las 9.15 y a pesar que me dijeron que habían señales indicadoras para llegar al lugar, yo no vi ninguna, debe ser que como ya voy por intuición, no las vi, me dirijo a inscripciones y por 10 euros, nos ofrecen el desayuno típico (butifarra, pan, bebida, camiseta y número para el sorteo) de entrada parece que el precio es excesivo para un desayuno clásico, pero el sorteo final de premios compensa el precio.

Tengo que decir, que encontré a faltar el juego de la moto-carta, incluido otros años con la inscripción y creo que los que hemos asistido a otras matinales de Cilindros lo veíamos como una manera de pasar la mañana y entablar conversación con otros moteros a los que no conocíamos, pero supongo que Cilindros tendrán su motivo para no hacer dicho juego este año, lo que si hicieron, fue repartir un abanico a todas o casi todas las moteras que asistieron a la fiesta.

Alrededor de las 11 se dio salida a la ruta por las calles de Esplugues, mientras tanto los que quedaron en el recinto pudieron disfrutar del clásico baile country, al llegar la ruta se procedió al pica-pica y sorteo de regalos y aquí es donde se puede ver que el precio de la inscripción tenía un sentido. Se sortearon 15 jamones de los cuales 1 se sorteo a lo largo de la mañana, 3 fueron sorteados entre los presidentes de MC’s, MG’s y peñas que asistieron y otro jamón fue cedido por Cilindros a Ricardo, padre de Noa para que pudiera vender unas tiras de números entre los asistentes y celebrar un sorteo para así poder aportar un granito de arena al tratamiento de Noa, el resto (10) se sortearon entre los asistentes, también se sortearon 7 radios para moto, con tarjeta de memoria y mando a distancia, 3 cascos y como premio especial un portátil Lenovo con su factura por si el agraciado quería cambiarlo, también hubo los regalos de los chiringuitos moteros, debo decir que una radio fue cedida por el agraciado a Solidary Biker para su posterior sorteo en alguna causa solidaria.

Según datos de la organización, se contabilizaron 291 inscritos a parte de los moteros que se acercaron aunque solo fuera a tomarse algo o a ver el ambiente (creo que otros años la concurrencia fue mayor), a pesar de ello, se consumieron 650 latas de cerveza, 300 de refrescos y 250 botellas de agua, así como los 20 kg de tomates que se utilizaron para el desayuno.
Como siempre animar a Cilindros Rebeldes que sigan con la labor que hacen y a ver si el próximo año, la butifarra nos la dan cocinada.

Galería de fotos de la XIII Cilindrada

{{title}} {{title}}

Podéis descargar las fotos en nuestro Flickr.