Yamaha piensa en un futuro motor tres cilindros con crossplane 2



Concepto Yamaha Motor de  tres cilindros crossplane

Parece que Yamaha es de las marcas japonesas que más está trabajando para ofrecer nuevos productos al mercado de las dos ruedas, así lo acredita la Moto Cage-Six, y el motor presentado en INTERMOT 2012 en forma de concepto y que hereda la característica crossplane de los motores de YZF R1 o YZR M1, pero con la diferencia de tener tres cilindros.

De momento desde Yamaha no se han desvelado posibles cilindradas o usos de este motor, aunque por las características que puede tener seguramente vaya enfocado a sectores como las naked o motos de turismo deportivo, por lo polivalente que resulta un motor tres cilindros. Además las características como ligereza o tamaño compacto, le dan a los motores de tres cilindros una gran versatilidad a la hora de colocarlos en un chasis. Un claro ejemplo de trabajo y desarrollo de los motores tricilíndricos lo tenemos en Triumph, y no les está yendo nada mal.

Pero siendo la casa de Iwata una de las potencias en el mundo de las motos, no se iba a limitar a presentar un motor de tres cilindros simple. Así que han trabajado para unir los beneficios de este tipo de motor, con los que aporta una configuración del cigüeñal tipo crossplane. Sin entrar en detalles técnicos este tipo de cigüeñal elimina casi por completo la fuerza inercial producida por los pistones, dejando “limpio” el par de combustión. Yamaha nos dice “El tacto del acelerador es en realidad el tacto del par de combustión”. Lo que da una sensación de control más directo sobre la rueda trasera, sin interferencias.

Concepto Yamaha Motor de  tres cilindros crossplane

Filosofía de Yamaha

Para crear el concepto presentado, que algunos catalogarán de obra de arte, Yamaha ha recurrido a su filosofía que tan buenos resultados le ha dado durante los últimos 50 años con motos como la XT500 en los años setenta, la FZ750 en los ochenta y la R1 en los noventa, desembocando en la actual YZR-M1 ganadora de MotoGP. A esta filosofía la llaman Jinki Kanno y dice que la máquina es mucho más que un simple medio de transporte, se ha creado para ofrecer una sensación de logro y satisfacción.

La segunda clave de Yamaha es su filosofía Genesis, que considera la moto como un ser vivo. Todos los componentes se tratan como parte de una unidad y se diseñan para que funcionen manteniendo una relación unificada y orgánica. Así desarrollan motos que crean un sentido de unidad entre máquina y piloto.

Como complemento de Jinki Kanno y GENESIS, Yamaha ha aplicado sus avanzadas tecnologías de control electrónico G.E.N.I.C.H. diseñadas para realzar la experiencia global de conducción. Desarrollando estas avanzadas tecnologías de control electrónico con una orientación hacia las sensibilidades humanas, la tecnología G.E.N.I.C.H. acentúa la unión entre el piloto y la máquina para que actúen como una sola unidad física.

El modelo que se ve en las fotos es una interpretación visual de como estas tres filosofías se funden en perfecta armonía entre sí: Jinki Kanno está representado por la sensación de emoción y placer que este nuevo motor de 3 cilindros introducirá en los futuros productos; el concepto GENESIS se refleja en los cables que conectan los componentes de forma integral; y G.E.N.I.C.H. se manifiesta en la respuesta que el piloto notará al acelerar gracias al sistema de gestión del futuro motor.

Concepto Yamaha Motor de  tres cilindros crossplane

Concepto Yamaha Motor de  tres cilindros crossplane

Concepto Yamaha Motor de  tres cilindros crossplane

Fuente Yamaha.